2. Fraude real y envilecimiento monetario. Dr. Antonio Ibarra (Posgrado de Economía/UNAM).

ARGUMENTO:

“La moneda mala desplaza a la moneda buena”, una consigna atribuida a sir Thomas Gresham, banquero de Isabel I de Inglaterra, que se ha convertido en “ley”, gracias a las evidencias que produjeron las economías modernas de mercado. Sin embargo, Gresham la pensó para el siglo XVI y los economistas contemporáneos sostienen que ocurrió en los siglos XIX y XX con el bimetalismo y la moneda fiduciaria. El anacronismo, al convertirla en una metáfora, cobra sentido, pero puesta en contextos históricos específicos merece una reconsideración y análisis.

            El debate sobre la carencia de moneda en la principal economía productora mundial de moneda de plata, la Nueva España en el siglo XVIII, ha puesto la atención en dos argumentos: primero, la excesiva exportación y contrabando de moneda buena por su ley, correspondencia entre valor intrínseco y nominal, que la hicieron “moneda global”, así como por el premio que la plata novohispana disfrutaba en China y la India; segundo, la sustitución de moneda menuda acuñada con plata, la moneda buena, por signos de crédito monetario (tlacos y pilones) que han sido considerados “seudomonedas” (la “moneda” mala), que paliaban la necesidad de circulante pero que también encubrían el acaparamiento de moneda que tenía un mayor valor intrínseco que nominal, particularmente en el mercado externo.

            Un tercer elemento, propiamente de política monetaria, fue el reemplazo dispuesto por Carlos III de moneda antigua, la llamada “moneda columnaria”, por monedas de nuevo cuño vinculadas a la identidad dinástica borbónica y con menor cantidad de plata por unidad, que suponían una depreciación marginal pero que favoreció los costos de producción de la moneda y una ganancia adicional a la Corona, al reducir su contenido metálico.

LECTURA:

4 comentarios sobre “2. Fraude real y envilecimiento monetario. Dr. Antonio Ibarra (Posgrado de Economía/UNAM).

  1. Lo que rescatamos de la sesión es verificar justamente la correspondencia entre el aspecto político , la psicología de los agentes económicos que conformaban el mercado monetario y las sucesivas fluctuaciones de la moneda derivadas de varias circunstancias como son: los movimientos de oferta y demanda de la propia moneda de acuerdo a su uso o valoración de acuerdo al valor intrínseco que contenían en su peso del metal constituido y por otro lado las decisiones de política monetaria que se derivaban de las decisiones de la corona. Éstas últimas, mas allá de otros factores que presumiblemente requerían la aplicación de una Política Monetaria devaluatoria como el incremento de la deuda derivada del contexto bélico y su imperativa necesidad de atención inmediata; lo era también el motivo de la utilidad o beneficio obtenido de la corona por la, parafraseando al autor, «depreciación de su valor intrínseco.

    Me gusta

  2. En la lectura y la sesión se habló sobre la devaluación de la moneda y como esta afecta o tiene un costo en la aceptación de la autoridad que lleva a cabo dicho proceso, que para el caso de la lectura fueron Felipe V y Carlos III quienes tenían motivos y formas de llevar a cabo la devaluación.
    En este caso era de cierta manera “rebajar” la moneda, pues era bajar la pureza de la moneda en cuanto a contenido de plata de esta. Este acto de quitarle plata a la moneda fue de la mano con una determinada actitud de los distintos agentes en el mercado monetario de la época, pues el estándar más alto o mejor dicho los más difíciles de engañar eran los Chinos, quien de acuerdo con la lectura estos ensayaban y afinaban la plata otra vez.
    Es decir que en la época era muy costos anunciar a los cuatro vientos una “devaluación” monetaria, y los agentes se enteraban por otras maneras lo que le podía dar el título de “fraude”.

    Me gusta

  3. En este texto se tocan temas interesantes debido a que nos invita a reflexionar sobre la importancia que puede tener una moneda por sus características físicas sobre las legales. En la actualidad un billete posee una aceptación debido a que existen instituciones que justifican el valor señalado en el mismo, por más feo y de mala calidad tenga goza de una aceptación. En la Nueva España debido a la abundancia de plata se acuñaron monedas de calidad que tuvieron una aceptación universal. Esta fue la razón por la que las monedas que sufrieron una alteración por las autoridades perdieron valor y aceptación, aún cuando hubiera sido una acción legal, así como lo señala Thomas Gresham “La moneda mala desplaza a la moneda buena”
    En este texto se tocan temas interesantes debido a que nos invita a reflexionar sobre la importancia que puede tener una moneda por sus características físicas sobre las legales. En la actualidad un billete posee una aceptación debido a que existen instituciones que justifican el valor señalado en el mismo, por más feo y de mala calidad tenga goza de una aceptación. En la Nueva España debido a la abundancia de plata se acuñaron monedas de calidad que tuvieron una aceptación universal. Esta fue la razón por la que las monedas que sufrieron una alteración por las autoridades perdieron valor y aceptación, aún cuando hubiera sido una acción legal, así como lo señala Thomas Gresham “La moneda mala desplaza a la moneda buena”

    Me gusta

  4. El envilecimiento de moneda se podría considerar como una medida para resolver un problema de un gobierno que en términos generales implica el pasar el impacto negativo de dicha medida a la población en general, que al final es difícil saber si es lo correcto o no, porque esto dependería también en la capacidad de la población de “soportar” o “asimilar” este shock, o, por otro lado, considerarlo como un fraude legal. Se podría considerar que si es un fraude, debido a que al principio no se hizo explicito que las monedas eran de menor ley, simplemente se les cambió de diseño pero manteniendo el valor nominal anterior. A pesar de esto, tanto a nivel interno como externo, este fraude se evidenció, y sucedieron las cosas que suceden cuando se hacen este tipo de prácticas, tales como que la moneda “buena” se atesorara, y que la moneda “mala” la desplazara, entre otras consecuencias.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s