5. Producción abundante y circulación limitada de dinero en la Nueva España colonial.

Resultado de imagen para Minería en la Nueva España

Beneficio de la plata en la hacienda nueva de Fresnillo, Pietro Gualdi, 1846.

La principal unidad del sistema monetario castellano en la Nueva España era el real de a ocho o peso fuerte español. Se trataba de una moneda dividida en 8 reales (cada real subdividido en 12 granos). A pesar de que podía ser acuñada en oro y plata, tuvo fundamentalmente un respaldo argentífero dadas las existencias mineras propias del virreinato. Sin embargo, no toda la población accedía al real de a ocho, pues al ser una moneda con una ley de pureza metálica predilecta, solía ser atesorada o exportada. Así, la sesión tendrá el objetivo de clarificar las características de la circulación interna en los mercados de la Nueva España, puntualizando el uso de mecanismos alternos o seudomonedas para contrarrestar la escasez de numerario oficial.

Algunos elementos clave:

  1. La Casa de Moneda de México era la única autorizada y legal para poder operar. Al menos hasta la guerra de independencia cuando se fracturó su monopolio y surgieron cecas en provincia.
  2. La minería era preponderantemente de plata y también la moneda oficial, el peso fuerte español con valor de ocho reales y cada real a su vez con valor de doce granos, un sistema de múltiplos distinto al decimal.
  3. Había grupos de poder (consulado de comerciantes de México y mineros en provincia) que acaparaban y controlaban la producción y circulación de dinero.
  4. Luego entonces, había carestía de moneda, agudizada por la salida de la plata mexicana a España, occidente europeo, Medio Oriente y China, donde tenía una demanda constante.
  5. En su lugar, tenderos, hacendados y pulperos novohispanos usaban seudomonedas o tlacos.
  6. ¿Qué tan extendida era la práctica de usar seudomonedas en la Nueva España?

ppt Sesión Mercados internos y moneda-Ricardo Fernández Castillo

Bibliografía básica:

IBARRA Mercado colonial, plata y moneda en el siglo XVIII (1999)

ROMANO Monedas, seudomonedas y circulación monetaria Cap. VI

ROMANO Respuesta a los comentarios de Antonio Ibarra (1999)

PEREZ HERRERO Plata y libranzas Cap. 8(1988)

Anuncio publicitario

16 comentarios sobre “5. Producción abundante y circulación limitada de dinero en la Nueva España colonial.

  1. ¿Cuál fue la verdadera importancia de la economía monetaria en la Nueva España? ¿Desempeñó un papel menor en la vida diaria de los agentes novohispanos, alcanzando solo a algunos cuantos y de vez en cuando, por la gran extracción de numerario y el carácter aristocrático de la moneda acuñada? ¿O fue acaso un sector dinámico que involucró y benefició a una gran parte de la población, articulando el mercado interno y permitiendo el desarrollo de una verdadera economía de mercado?
    Cualquier intento de explicar el funcionamiento del sistema económico novohispano, quizá incluso de nuestro sistema actual, resultaría incompleto sin tomar en cuenta tanto su parte de mercado como la natural, ya que éstas no luchan entre sí, sino que se complementan.
    Sin embargo, la discusión en cuanto al peso de cada uno de sus componentes, si bien no fue tan fácil seguir los cálculos en todo momento, resultó sumamente interesante. Al respecto tengo algunas dudas:
    1. ¿Por qué considerar que una mayor parte de la economía está fuera del mercado supone incrementar el valor nominal de la renta? «Si por el contrario se estima que entre 50 y 70% de la economía está fuera del mercado, entonces la renta novohispana debería subirse hasta un promedio de 350000000 de pesos…» (Ibarra, 1999)
    2. En el cuadro 3 (Ibarra, 1999), cuando se hace una comparación entre la economía novohispana y la de Guadalajara, ¿por qué se dice que la primera representa tanto a la economía natural como a la monetaria, mientras que la segunda solo a la de mercado? ¿qué diferencia existe entre ambos registros?
    3. Siguiendo una de las respuestas de Romano, ¿se identificó al final si el feble del que se habla en el Estado de marcos de plata, oro y cobre acuñados, elaborado por Lardizabal, se refería a la acuñación de monedas de feble o a el feble encontrado a las monedas?

    Me gusta

  2. Uno de los problemas centrales bajo mi punto de vista es el del fraccionamiento del peso de plata mexicano, su equivalencia en 8 reales y su valor fraccionario en sus múltiplos hicieron que se volviera una tarea bastante complicada de resolver para la época, incluso para nosotros con el ejercicio que hicimos en clase. Otro problema que se llegaba a presentar son los tiempos de transporte y acuñación de una moneda de plata; es muy fácil pensar hoy en día que la produccion de papel moneda sea de manera rápida, sin embargo, en aquella época la producción de moneda representaba tda una odise, puesto que (como nos mencionó el profesor Gerardo), no se tiene una estimación certera de cuanto se taradaba la casa de moneda en acuñar un cargamento de plata pero se podía presumir de lapsos de meses, lo que significaba un problema de liquidez.
    Teniendo esto en cuenta es que se puede explicar mejor la preferencia en muchos casos por el pago en especie o la utilización de pseudo monedas, las cuales llegaban a fungir como títulos de deuda.

    Me gusta

  3. A lo largo del siglo XVIII y XIX, la producción de metales preciosos aumentó debido a la revitalización de la antigua minería y al descubrimiento de nueva minería, y su crecimiento tuvo un impacto dinámico en otros sectores productivos.

    El nuevo impuesto represento un cambio profundo en el sistema tributario colonial, considerando que, si las contribuciones anteriores formaban la base de los ingresos reales, durante estos siglos después de la guerra los préstamos misceláneos y obligatorios y voluntarios, representaron un aumento en ingresos.
    Posteriormente, la cantidad total de monedas de plata disminuyó, primero lentamente y luego muy rápidamente, también se puede suponer que algunas de estas cifras también se debieron a la acuñación de monedas anteriores.

    No se puede dejar de lado que la moneda acuñada fue la principal exportación de la Nueva España, ya sea legal o de contrabando, por lo tanto las políticas de liberalización comercial fomentaban el incremento del comercio, por lo que, a pesar del aumento de las emisiones, cada vez había menos moneda en el mercado interno.

    Reflejo importante en este sentido fue el esfuerzo por emitir monedas endebles con denominaciones baja, así como la moneda devaluada era la moneda más fácil de cambiar y comprar, pero era más difícil de exportar y utilizar por los orfebres en sus trabajos, por lo que podemos inferir que era la más retenida en el mercado interno.

    Me gusta

  4. Esta parte del curso me parece sumamente importante y detonante para lo que conocemos hoy como capitalismo, debido a que en esta circunstancia donde aun no estaba establecido en nuestra parte natural de relación de los seres vivos ya comenzaba a existir ciertas condiciones que son fundamentales para este sistema como lo son el inicio de una unidad de sistema monetario, que era escaso y que solo la casa de moneda de México podía producir, y solo ciertos grupos sociales tenían acceso a ella, entre ellos ya mantenían un control el cual era limitado para la mayoría de la ciudadanía, tanto que la minería y la plata en conocimiento y utilización también estaba limitado, no era para todos, y esto hacia que las mismas comunidades de menos impacto generaran sus propias seudominedas.

    Me gusta

  5. Resulta muy interesante las estimaciones sobre el PIB novohispano y sobre todo la parte pib cápita, que era bajísimo, considerando que la escasa circulación monetaria de la nueva España frenaba la escalabilidad de los mercados regionales, y una debilitada forma de expansión económica.
    Respecto a los números de PIB per cápita, tengo la genuina duda de cómo sería comparándolo a precios de hoy. Aunque es de reconocerse que por las épocas de estudia, la varianza de los estudios comparados entre sí, es alta.

    Me gusta

  6. Lo destacado de este capitulo son los elementos que giran alrededor de la idea principal, la cual es la falta de circulante en el país durante el periodo estudiado (Siglo XVIII). Sin embargo, este problema esta acompañado de otros; uno que me parece interesante debido a que incluso en el presente existe (lo interpreto como desigualdad) es la “extremada concentración del stock en pocas manos”. Y aunque los habitantes llegaran a tener circulante, este era retenido por los mismos para poder pagar el tributo que les era exigido.

    Otro problema destacado era la necesidad de circulante en minas, agricultura y otros sectores internos, cuestión que era reclamada por la propia colonia. Generando que no se lograra cubrir las necesidades mediante el stock monetario, por lo que esto abre otros medios que cubren esta ausencia.

    Uno de estos medios es el truque, que indica el autor seguía siendo muy importante en el siglo XVIII y no solo en escala personal o familiar, sino que las industrias también acudían a estas prácticas. Otro muy importante era el autoconsumo, que permitía cubrir las necesidades sin el uso de moneda. Y finalmente el uso de monedas alternas, como el tlaco.

    Por lo tanto, el sector de las familias tenía una base de sustento en el autoconsumo y truque, ya que el circulante era usado para pagar impuestos, por lo que el estado era el que se manejaba principalmente con moneda.

    Esto toma aún más relevancia, ya que éramos quienes acuñábamos la moneda, pero la moneda ni siquiera circulaba por el territorio, teniendo su destino inicial en otros continentes.

    Le gusta a 1 persona

  7. Me parece que la importancia de esta sesión radica en que proporción la economía fue «natural» y de mercado. Es aquí donde nos encontramos con la postura de Romano, quien a través de algunos argumentos nos dice que la economía en su mayoría fue de carácter natural. Para él, el carácter natural de la economía significa subsistencia y trueque.

    Los argumentos que Romano nos presenta son:
    * Falta de stock monetario y concentración en pocas manos
    * Carácter aristocrático de la moneda. Poca moneda y la que circulaba era de alta denominación, de esta manera pocas personas tenían acceso a ella.
    * Las seudomonedas no pueden ser considerados como moneda y su aporte fue negativo al servir como medio de control monetario y de usura
    * El crédito también incentivó la usura y no fue destinado a la producción, su destino fue el «despilfarro»

    La otra postura es por parte del profesor Ibarra, quien argumenta que la proporción de la economía de mercado fue mayor a la que Romano menciona. Utiliza un flujo de oferta y demanda de la región de Guadalajara para mostrar como la economía regional interactuaba con la economía del resto del reino, a través, claro, del mercado. En cuanto al carácter aristocrático de la moneda, el profesor Ibarra cuestiona a Romano diciendo que la acuñación de moneda feble fue importante y este tipo de moneda tuvo retención en el mercado novohispano por tener menor calidad y no ser deseadas para atesorar o fundir. Menciona también la importancia de la moneda menuda, si convertimos los marcos de plata a moneda de baja denominación, nos damos cuenta de que la política monetaria tuvo una orientación al aumento de circulación.

    Este intercambio de ideas, sin duda emocionante, me sigue dejando la duda de que proporción tenia cada tipo de economía, pero también me hace concluir en que ambos tipos fueron de gran importancia y que delimitar una linea entre uno y otro es difícil, tal vez hasta sin sentido, pues se complementan.

    Me gusta

  8. La seudomoneda era muy útil y práctica para el comercio en general de la Nueva España por lo que abundaba bastante ya que también no había la suficiente moneda acuñada en circulación, porque mucha de esta salía del país como España, occidente europeo, Medio Oriente y China, donde tenía una demanda constante o se quedaba en manos de muy pocas personas en Nueva España porque acaparaban y controlaban la producción y circulación de dinero.

    Me gusta

  9. El debate (o dialogo si asi lo prefiere llamar) Rugiero Romano-Antonio Ibarra es sumamnete rico en ideas. Por una parte, Romano llega a conlcluisones históricas qué no deben ignorarse, sin embargo, en mi visión, Ibarra identifica las cuestiones clave qué como economistas nos atañen.
    A pesar de ello pienso que ambos fallan en desarrollar las implicaciones políticas y sociologicas qué entran en juego al momento de examinar la falta de circulante en metálico de la Nueva España.
    Si bien es importante la discusión sobre la preponderancia de una economía natural (o de intercambio puro como me gusta llamar) sobre una economía de intercambio monetario, me resulta más interesante examinar las formas en que funcionaron las pseudomonedas y la moneda fraccionaria. Más importante aun (y siguiendo las ideas de mis comentarios anteriores) ¿Que implicaciones tuvo en lo «rigido» o «elástico» del sistema monetario de la época?¿Que es lo realmente importante en el desarrollo de la economía novohispana? ¿Quienes fueron los verdaderos beneficiados de que el sistema monetario funcionara de esta manera? ¿Si pseudomonedas y moneda fraccionaria introdujeron flexibilidad al sistema monetario, que papel comenzó a desempeñar el sector financiero bancario?

    Me gusta

  10. ¿Cómo un Estado constituye un sistema monetario eficiente, confiable y destinado a satisfacer la demanda poblacional? Es la cuestión que me surge tras conocer los rasgos en el desarrollo de la circulación de plata que existía en la Nueva España, así como las dinámicas económicas que surgían dentro del mismo territorio; el uso de la moneda de plata así como su convivencia con lo que se denominan pseudomonedas que consisten muchas veces en elementos que se les enajena un valor fraccionario con el fin de mejorar el intercambio de mercancías: fichas de cobre, latón, cartón, cacao clacos; eran usados convencionalmente dentro del sistema monetario.
    En la metáfora sangre (plata), sangría ( salida descontrolada de la plata), sequia (escasez de circulante), se plantea la dinámicas en el proceso de emisión tal vez descontrolada de plata. Destacando las posiciones del problema del mercado novohispano en su extensión y magnitud.

    Me gusta

  11. La introducción del dinero moneda se dio de manera lenta, parte de esto se dio gracias a las personas de clase baja, agricultores, artesanos, personas a las cuales se les dificultaba conseguir dinero, ya que la mayoría de su trabajo solo se intercambiaba por lo que ellos necesitaban, a pesar de esto, ahora iba a resultar necesario conseguir dinero, ya que debían pagar impuestos, como por ejemplo a la iglesia para poder «salvar su alma», sin embargo, existían diversos tipos de denominaciones en las monedas, siendo la mas alta el peso, pero, esta moneda no era la que circulara de forma común en el mercado, se comerciaba mas que nada con moneda menuda, la cual tenia un menor valor y era la que la mayor parte del pueblo podía conseguir.

    Me gusta

  12. El gran problema de de la Neuva España fue la masa monetaria, a tal grado de que las comunidades de indice economico mas destacado, decidieron por monedas comunitarias o en aquellos tiempos llamados Tlacos para poder compensar la falta de monedas legales que eran requerias mas en el comercio extrajero.
    Dando pie a un desconcierto entre las novohispanos y nativos al quedarse sin esta moneda y viendo que solo se exportaba, se dificultaba participar en el mercado.

    Me gusta

  13. Se me hace muy interesante como gracias a la investigación de Romano , podemos conocer los detalles de la acuñación y los tipos de monedas que se producían. Lo que más me llama la atención es cómo se “crea” una moneda feble que se usaba para las compras y cambios diarios, y como la moneda fraccionaria o menuda se usaba aún más para estas transacciones.

    Me gusta

  14. En la época pre-independencia la Nueva España pasaba por un momento complicado de su economía al no tener una circulación continua de su moneda más importante, el peso fuerte, que además era controlado por un mismo organismo. Esto nos dice que las vías alternas utilizadas por la población suponía una única forma de rescate al flujo de efectivo hablando de la economía interna.
    Sin embargo, hablando a un nivel macro, la exportación de la plata y con ella la moneda resultaron ser una de las principales actividades del reino, por ello mismo de no ser por la explosión del movimiento independentista se habría tenido que pasar por una reestructuración interna, que a su vez habría tenido repercusión en todo el mundo.

    Me gusta

  15. La moneda y su validez parecen ser un problema muy humano. Hay que tener un consenso sobre lo que es valioso y lo que no, para así poder establecer quien es rico, y por lo tanto , poderoso, y quien no lo es. El caso de estudio de la circulación de moneda en el siglo XVIII, desde mi perspectiva es perfecto para demostrar el punto, pues desde establecer que el oro y la plata son sinónimo de riqueza, hasta establecer los valores mínimos en los que se divide el real, y los pesos máximos de plata y oro en las monedas son acuerdos que se establecen por el poderío del imperio español, y no porque sea así. Se aceptan esos valores, como hoy aceptamos que el dólar como un ancla para nuestra moneda, no porque el papel con el que se haga un dólar sea más valioso, sino porque así lo hemos aceptado. Así, estudiar los flujos de monedas, las cantidades que tienen en metales preciosos, y sus conversiones, es hacer estudio de el poder y como los reyes han sido sublevados y consumidos por el oro y la plata.

    Desde mi perspectiva, queda en segundo plano el estudio de la eficacia, conversión, peso y distribución de las monedas, pues resultan menos interesantes para mi los problemas de optimización, que los problemas de política y poder. Tal vez por eso, la idea de que la falta de circulante en la Nueva España haya sido uno de los desencadenantes de su caída y de sus «fallas de mercado» me parece una idea simple, y por lo tanto, un poco sosa.

    Me gusta

  16. Me pareció interesante que los pesos de a ocho reales, supusieron el 97% del total del valor del producto de la ceca entre 1747 y 1802, como advierte Ibarra, que entre dichos años se batieron más de 97 millones de monedas en faciales de entre dos y ¼ de real.

    En los años anteriores a 1778 el aumento medio anual de la moneda circulante supuso un importe superior a los dos millones de pesos anuales, lo que era necesario para una economía como la novohispana, en pleno proceso de expansión por lo que la exportación de moneda pudo tener efectos beneficiosos que estimularon el consumo interior, la producción, el comercio y el empleo, y frenó el proceso inflacionista.
    Desde el siglo XVI ya se veia un incremento de la mercantilización de la economía novohispana alrededor de los centros urbanos y mineros, se integró en el sistema a las comunidades indígenas y la agricultura se incrementó con el aumento de la población y de la producción minera de Nueva España por lo que durante todo el siglo XVIII la producción de metales preciosos se incrementó por la revitalización de viejas explotaciones y el descubrimiento de otras nuevas, y su crecimiento tuvo un efecto dinamizador de los demás sectores productivos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s